Juan jose saer cuentos pdf

0
2

Comenzó a estudiar Derecho pero luego se dedicó al periodismo, llegando a ser subdirector del diario Los Andes. A pesar de la urgencia que le imponía su oficio, desde joven logró escribir crónicas de prosa precisa y cuidada. Con los años juan jose saer cuentos pdf convirtió en un editor de noticias reconocido por su oposición a la censura.

También fue corresponsal del periódico La Prensa. Di Benedetto comenzó a escribir en su adolescencia, inspirado por autores como Fiódor Dostoyevski y Luigi Pirandello y llegó a ocupar un lugar sobresaliente en la narrativa contemporánea argentina, por su estilo conciso y muy personal, por su inventiva, por su capacidad de crear personajes que sentimos latir y su deseo de remodelar el mundo poéticamente. Di Benedetto publicó su primer libro en 1953, Mundo animal, un volumen de cuentos. Más tarde escribiría cinco novelas, la más famosa de las cuales es Zama.

Aparecida en 1956, es considerada frecuentemente por críticos latinoamericanos como su obra maestra. Creo nunca estaré seguro que fui encarcelado por algo que publiqué. Sufrió cuatro simulacros de fusilamiento y numerosas golpizas.

Fue excarcelado más de un año después, el 4 de septiembre de 1977, anímicamente destrozado. Sin poder escribir, porque le rompían todos sus papeles, encontró un ardid. Anoche tuve un sueño muy lindo, voy a contártelo’. En septiembre de 1977 abandonó el país —según Petroni, viajó con el anticipo que le dio el editor por Absurdos—, y se exilió en Europa, primero en Francia, donde dio clases, y después en España.

Vivió seis años en Madrid, donde no fue especialmente destacado, y regresó a Argentina en 1984. A pesar de los numerosos reconocimientos por lo peculiar de su obra, tan original, no adquirió la fama de otros autores latinoamericanos.

Durante su exilio en Madrid, compartió largas horas con su gran amigo, el internacionalmente prestigioso pintor argentino Enrique Sobisch, también radicado en esa ciudad. Un modesto empleo en la Casa de Mendoza, en Buenos Aires, le permitía sobrevivir a su regreso. Murió de un derrame cerebral, el 10 de octubre de 1986, en la capital argentina. 1974 recibió la Beca Guggenheim.

Con Zama, alcanzó su culminación, mediante un realismo profundo, árido, incisivo, que va más allá de las apariencias y acoge con precisión los productos de la fantasía creadora. Los críticos han comparado sus trabajos al nivel de otros importantes escritores como Franz Kafka, Alain Robbe-Grillet, Julio Cortázar o Ernesto Sabato. Asimismo, Roberto Bolaño mantuvo una extensa correspondencia con él a comienzos de la década del ochenta y que decantó en el relato Sensini, donde el protagonista es el alter ego de Di Benedetto.

En 2011, Ricardo Piglia señaló que, en sus inicios, la gran figura para todos los escritores, la gran referencia, fue Di Benedetto. XXI: esa casa ha reeditado, desde 1999, Los suicidas, Zama, El silenciero, Sombras, nada más o El pentágono, y ha publicado por primera vez en 2006 los cuentos completos de Di Benedetto. Al cumplirse el vigésimo aniversario de su muerte y el quincuagésimo aniversario de la publicación de Zama, en 2006, la Biblioteca Nacional de la República Argentina junto a la Casa de Mendoza y al Instituto de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Buenos Aires organizó una semana de homenaje a Antonio Di Benedetto con un variado cronograma de actividades, en donde se presentó el filme Los suicidas dirigida por Juan Villegas. En España sus novelas Zama junto con Los suicidas y El silenciero fueron reunidas en 2011 en un solo tomo por El Aleph como la “trilogía de la espera”, aunque el mismo autor no las concibió como tal.

1968 por la Suhrkamp de Fráncfort del Meno. Contiene Zama, El silenciero y Los suicidas.